¿Qué son los suplementos “quemadores de grasa”?

¡Hola!

Hoy vamos a hablar de un tema que causa confusión en las personas que quieren tener una ayuda en la pérdida de peso y son los suplementos “quemadores de grasa”.

Primero que todo, es necesario tener en cuenta que no todo lo que viene en píldora o tabletas es realmente un medicamento.  Otro error muy frecuente es pensar que las sustancias que son de origen natural (herbolario) son inofensivas para el organismo, lo cual en muchos casos no es cierto.

Vamos entonces a aclarar un poco el panorama.  Los “quemadores de grasa” son suplementos que podemos encontrar en tabletas, batidos, bebidas, entre otros, prometen lograr una pérdida de peso significativa en corto tiempo.  Normalmente su mecanismo de acción está relacionado con disminución del apetito,  aumento en la lipólisis (destrucción de grasa), o reducción en la síntesis y acumulación de grasa en el cuerpo. 

Suelen contener ingredientes como la cafeína, el té verde, la carnitina, ácido linoleico, cromo, entre otros.  Estas sustancias liberan neurotransmisores como la adrenalina y la noradrenalina, lo que produce una alteración en el metabolismo (procesamiento) de la glucosa y de la grasa.  Como consecuencia puede observarse una pérdida de peso, que en la mayoría de casos no es significativa,  a menos que haga parte de un plan que incluya alimentación saludable y ejercicio.

El problema con este tipo de sustancias radica en que, a la vez que favorecen la pérdida de peso, pueden causar daño en uno o varios órganos internos.  Uno de los efectos más reconocidos es la hepatotoxicidad (lesión en el hígado) sustancias como el ácido úsnico, ma huang (suplemento a base de hierbas efedra prohibido por la FDA debido a los problemas médicos que ocasiona) y el té verde (todos ellos de origen herbolario) son conocidos por este efecto.  En el caso del té verde se ha observado que el efecto en el hígado depende de la dosis y puede aumentar si se consume en ayuno (Clinical Liver Disease, Nov. 2016). 

El picolinato de cromo también está asociado con daño hepático y adicionalmente, el cromo también puede causar daño en los riñones (nefrotoxicidad) y el sistema nervioso (neurotoxicidad).

Otro tipo de compuestos como la cafeína, la efedrina, la fenilpropanolamina puede ocasionar elevación de cifras de presión arterial, especialmente en personas previamente hipertensas.

La naranja agria o Citrus aurantium, contiene el químico estimulante sinefrina se conoce por producir muchos efectos secundarios desagradables y posiblemente peligrosos, incluyendo dolor de cabeza, agitación, frecuencia cardiaca rápida, y palpitaciones cardiacas. En algunas personas, puede causar, daño renal, presión incrementada en el ojo y problemas de circulación en las extremidades. Se han informado accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos en algunas personas que usaban la naranja agria exclusivamente o combinada con otros estimulantes como la cafeína (supl. “Pérdida de peso” Mayo Clinic, marzo 2018).

El problema con este tipo de sustancias radica en que, a la vez que favorecen la pérdida de peso, pueden causar daño en uno o varios órganos internos. 

Otros efectos secundarios más frecuentes producidos por este tipo de sustancias y la combinación de ellas son dolor de cabeza, náuseas, diarrea, ansiedad, insomnio y nerviosismo, así como el empeoramiento de cuadros depresivos.

Para completar este desalentador panorama, las revisiones exhaustivas que han hecho los expertos (Cochrane) evaluando el efecto que tienen este tipo de sustancias en relación con la pérdida de peso, han encontrado una evidencia muy pobre y de baja calidad, lo cual quiere decir, en pocas palabras: que no se ha podido demostrar que sean realmente efectivas.

En resumen, no vale la pena exponerse al riesgo de daños permanentes en la salud o consecuencias potencialmente fatales, por consumir una serie de sustancias que no van a ofrecer ningún beneficio.

En la próxima oportunidad les hablaré de los MEDICAMENTOS que sí están aprobados medicamente para ayudar en el proceso de reducción de peso.

Así que, el reto de la semana es: ¡¡no usar quemadores de grasa!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s