¿Qué es la prediabetes?

¡Hola!

Hoy vamos a hablar de una enfermedad que probablemente escuchamos a menudo, pero pocas personas tienen realmente claro de qué se trata: la prediabetes. Esta enfermedad, al igual que la diabetes, viene aumentando de manera preocupante a nivel mundial y tiene un vínculo directo con el exceso de peso.

A diario me encuentro en mi consultorio con personas que han sido diagnosticadas como prediabéticos y cuando les pregunto si saben en qué consiste su enfermedad me responden “sí, que tengo un poquito alta el azúcar y que me tengo que cuidar”.  Técnicamente diríamos que no se equivocan, el problema es que ese “me tengo que cuidar” dice todo y no dice nada, porque lo traducen simplemente en disminuir la cantidad de dulce que consumen en su dieta y ya.

Realmente, la prediabetes se diagnostica por elevación de la glicemia en ayunas y/o la glicemia postprandial (después de las comidas o después de una carga de glucosa en el laboratorio), los valores están por fuera de la normalidad pero no alcanzan a ser tan altos como para cumplir con los criterios establecidos para diagnóstico de diabetes.

Sin embargo, ¡no nos dejemos engañar!. Metabólicamente hablando, dentro del organismo el problema es EXACTAMENTE el mismo: la insulina que produce el páncreas no está siendo suficiente para procesar toda la glucosa de la sangre, lo que sucede en parte por lo que se conoce como resistencia periférica a la insulina, esto quiere decir que la insulina no se usa adecuadamente por parte de las células de los músculos y otros tejidos.

Dicho esto, resulta claro que es un “mecanismo” que está empezando a fallar y, por lo tanto, tenemos que protegerlo al máximo, luego los cuidados que se deben tener son los mismos que debe tener toda persona diabética: SUSPENDER todo tipo de dulce (bebidas azucaradas, azúcar, miel, panela, chocolate, helados, postres…etc), restringir el consumo de carbohidratos (harinas) en general, aumentar la actividad física y perder peso.  Si la persona, continúa consumiendo azúcares y altas cantidades de carbohidratos (como desafortunadamente sucede), ese proceso interno que ya inició va a seguir lentamente su camino hacia el deterioro, llegando a la diabetes, con todas las complicaciones cardiovasculares, renales, oftalmológicas, etc. que ella trae.

El lado positivo de entender y conocer el riesgo que se corre cuando se diagnostica prediabetes, es que médicamente se sabe que las personas que modifican su estilo de vida, tienen una dieta saludable, se ejercitan y pierden peso, logran mantener sus niveles de glicemia en valores normales y probablemente nunca lleguen a dar ese paso hacia la diabetes.

Mi recomendación es que este diagnóstico sea tomado como una alerta, como un llamado de atención, porque es exactamente el momento en el que, cambiando el estilo de vida, se puede modificar radicalmente el curso de la enfermedad.

En un próximo artículo les hablaré un poco más de los factores de riesgo que predisponen a sufrir prediabetes.

El reto de esta semana: entender la prediabetes y no dejarla progresar.

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s