¿Ya has probado los pilates?

¡Hola!

Hoy vamos a hablar de un método, que si bien es cierto no es nuevo, se ha popularizado y cada vez tiene más adeptos a nivel mundial.   Se trata de los pilates.

El método Pilates forma parte del grupo de ejercicios anaeróbicos, es decir, aquellas actividades físicas que se realizan de forma breve y que se basan, fundamentalmente, en la fuerza.

Su objetivo principal no es la quema de calorías, sino reforzar la musculatura y aumentar el control, fuerza y flexibilidad de nuestro cuerpo. Aunque, como todo ejercicio físico, supone un aumento en el gasto energético y, por tanto, también contribuye a mantener un peso equilibrado.

Este interesante método, tiene como fundamento seis principios que son: control, concentración, fluidez, precisión, respiración y centro. Este último principio hace referencia a una zona del cuerpo conocida como centro de fuerza, que también se conoce como mansión del poder, está conformada por los músculos abdominales, la base de la espalda y los glúteos.  La idea es que a partir del fortalecimiento de esta zona, se ejerciten muchas zonas del cuerpo.

Los ejercicios constan de movimientos suaves y lentos y con la ayuda de aparatos diseñados específicamente para esta disciplina. En cada uno de estos movimientos controlados se intenta conseguir la mayor precisión posible a través del control de la respiración, la correcta alineación de nuestro cuerpo y, por supuesto, la concentración.

En un nivel principiante se trabaja sin elementos, pero cuando ya se tiene mayor coordinación y se conocen los ejercicios, se pueden complementar con pelotas, rodillos, barras y bandas. Los rodillos permiten modificar la estabilidad para forzar el cuerpo a mantenerla por sí solo. Las bandas o sogas ayudan a inmovilizar alguna zona del cuerpo, para así poder mover otras con mayor fluidez.

Como ya mencionamos: el principio fundamental es el fortalecimiento y no la pérdida de peso, sin embargo, algunos de sus ejercicios pueden favorecer la quema de grasa.  Veamos algunos ejemplos:

#1

-Acostado boca arriba encima de la colchoneta manteniendo la espalda recta y la cabeza bien apoyada
– Doblar las piernas y dirigirlas al pecho
– Cogerse las rodillas con las manos y dejar que la espalda se estire
– Juntar las piernas y levántalas poco a poco hasta el techo. Los brazos también deberán irse estirando hacia arriba

#2

-Sentarse en el suelo y flexionar las piernas
-Abrazar las piernas  encorvando la espalda
-Hacer movimientos balanceándose hacia adelante y hacia atrás

Es importante acompañar los ejercicios con inhalaciones y exhalaciones profundas. Cada ejercicio se repite tres veces.

Estos son algunos ejemplos, sin embargo, hay muchos más que se pueden ensayar para armonizar el cuerpo y aprovechar esta técnica para mantenernos tonificados y cumplir con nuestro objetivo de perder peso.

Así que el reto de la semana es: experimentar con los pilates!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s