Balón gástrico: una opción para bajar de peso

¡Hola!

Hoy vamos a hablar del balón gástrico, un procedimiento que se ha popularizado como una de las formas de bajar de peso sin necesidad de tener que someterse a un procedimiento quirúrgico irreversible como la cirugía bariátrica.

Desafortunadamente, hasta el momento no hay un consenso preciso de sus indicaciones y contraindicaciones, pero ya algunos estudios nos han dado unas luces acerca de su uso, veamos:

El balón gástrico, como su nombre lo indica, es un balón de silicona que se introduce por vía endoscópica en el estómago y se infla con un líquido (según el fabricante tiene una capacidad de entre 400 a 900 ml) reduciendo el espacio disponible para los alimentos.  

Este balón se deja en el estómago por un máximo de 6 meses.  Como resultado de su uso:

  1. El paciente tiene una sensación de llenura más rápido y por lo tanto come menos.
  2. Pierde aproximadamente el 30% de su exceso de peso.
  3. Presenta mejoría de algunos de sus problemas de salud como la diabetes, enfermedades cardiovasculares y enfermedades de los huesos y articulaciones.

Desde que se empezaron a usar los balones para ayudar a perder peso, éstos han tenido muchas modificaciones, mejorando poco a poco su calidad y seguridad.  

Sin embargo, se han descrito varios efectos secundarios, que van desde las náuseas, el vómito y el reflujo gastroesofágico, hasta situaciones más complejas como la filtración del líquido que contienen, el desplazamiento hacia el intestino causando obstrucción, la aparición de úlceras y la inflamación del páncreas (pancreatitis), lo que ha llevado a la FDA a emitir varias alertas, haciendo énfasis en la necesidad de vigilar de cerca a estos pacientes.

Otro aspecto que es punto de debate es que los resultados pueden ser reversibles, ya que al retirar el balón la persona puede retomar sus hábitos alimenticios previos y por lo tanto ganar nuevamente peso.  

Es por esto que sólo se recomienda considerar el uso el balón cuando la dieta y ejercicio no han tenido resultados óptimos y hacer un adecuado acompañamiento del paciente mientras tiene el balón para que una vez sea retirado mantenga los hábitos saludables.

En resumen, con la evidencia que hay hasta el momento, podemos concluir que es una opción para bajar de peso reservada para un pequeño grupo de personas, que deben ser monitoreadas por profesionales expertos en el tema, pero sobre todo deben tener mucha disciplina.

El reto de la semana: exigirnos más en la dieta y el ejercicio.

Conoce la historia de Jimena Acuña que usó esta opción para bajar de peso.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s