¿Edulcorantes?: Sí, pero con moderación

¡Hola!

Hoy vamos a hablar de los edulcorantes, ya que alrededor de ellos hay toda una serie de dudas e incertidumbre que nos hacen ir del amor al odio cuando de usarlos se trata, así que echemos un vistazo a la realidad de estos productos y cómo pueden afectar nuestra meta de bajar de peso.

Los  edulcorantes bajos en calorías que se encuentran aprobados actualmente para el uso en humanos son la  sacarina,  el  aspartame,  la sucralosa,  el neotame y  el  acesulfame de  potasio, también la stevia, que proviene de una planta, está ya aceptada para su uso y comercialización.  

Los alimentos y bebidas que usan edulcorantes de bajas calorías son una opción que puede ayudar a controlar el antojo de algo dulce. Estos pueden ser usados para endulzar alimentos y bebidas con menos calorías y carbohidratos cuando reemplazan el azúcar.

Sin embargo, hay que tener en cuenta dos cosas:

Primero: se encuentran endulzando alimentos que, en general, tienen calorías por sí mismos, por ejemplo un jugo de fruta, una bebida láctea, etc., asunto que no podemos olvidar si estamos controlando la cantidad de calorías que ingerimos.  

Segundo: el poder endulzante de los edulcorantes de bajas calorías es, al menos 100 veces más intensos que el azúcar regular, entonces solo una pequeña cantidad es necesaria para dar sabor dulce a nuestras comidas.

Una de las preocupaciones que se ha tenido en referencia al uso de los edulcorantes, es el riesgo de desarrollar cáncer.  Por fortuna, el Instituto Nacional de Cáncer de los Estados Unidos, llevó a cabo un estudio en 2006 en donde no se observó un aumento de riesgo en el desarrollo de cáncer en las personas que consumían aspartame, que era el sospechoso de causarlo.

Desafortunadamente, no todas las observaciones relacionadas con el uso de los edulcorantes bajos en calorías son alentadoras.  Se ha observado que la ingesta de sacarosa provoca un aumento de la glucosa plasmática y un vaciamiento gástrico más lento al compararlo con sucralosa.

Por otro lado, se discute que los edulcorantes no poseen un poder saciador como el azúcar, inclusive podrían causar la sensación de hambre estimulando a comer en exceso, además podrían estimular los receptores del gusto, creando adicción al sabor dulce (Am J of Physiol Gastrointest Liver Physiol.0 2009).

Algunos estudios en ratones y en pequeños grupos de humanos ha mostrado que el uso de edulcorantes bajos en calorías favorece el desarrollo de intolerancia a la glucosa (prediabetes) y, por ende, de la diabetes tipo 2.  

Este hecho parece estar favorecido por la alteración de la microflora intestinal y el papel que ella juega en la absorción y metabolismo de los azúcares ingeridos (Rev. chil. nutr. vol.40 no.3 Santiago set. 2013).  Sin embargo, estudios realizados posteriormente no han podido confirmar este hallazgo y, lo único que está claro, es que se necesita continuar investigando en este tema para poder definir si esta relación existe o no.

¿Si llevan tantos años en el mercado, por qué no se ha frenado el problema de la obesidad?  La revisión de los estudios clínicos muestra que el uso de edulcorantes sin calorías tiene un efecto modesto en la pérdida de peso, pero que puede ser una alternativa útil de intervención dietética para mejorar el cumplimiento con el control de peso (Cochrane, 2016).

En conclusión: podemos usarlos, pero debemos consumirlos en cantidades moderadas y dentro de un programa de alimentación saludable, puesto que si seguimos comiendo demasiadas calorías, entonces los edulcorantes no van a tener ningún efecto.

¡Si decides usar edulcorantes, úsalos con moderación!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s