Cambiar mi vida, mi gran reto II

¡Hola!

Previamente hemos hablado de la cirugía bariátrica y compartimos la experiencia de Mónica Romero con este procedimiento.

Existen otros procedimientos que, si bien, también son invasivos, tienen la característica de ser temporales y, por tanto, reversibles. Tal es el caso del balón gástrico.

Hoy comparto con ustedes, en nuestra sección de “cambiar mi vida, mi gran reto”, la historia de Jimena Andrea Acuña, una joven que encontró en el balón gástrico la ayuda que necesitaba para cumplir su meta.  

En próximas semanas trataremos el tema del uso de balón gástrico como herramienta para perder peso.

El reto de la semana: no renuncies a tu sueño.



¿Qué puede pasar cuando una adolescente es gorda?

Como muchos de ustedes han visto en las noticias a nivel mundial, pueden pasar muchas cosas trágicas. Pero esta historia no va a ser trágica, al contrario, es la historia de una mujer que un día se miró al espejo y dijo “hoy voy a cambiar mi vida” y así pasó.

Encontrar la forma fácil y rápida de bajar de peso era muy lejana para mi. Desde que cumplí los 13 años, que es más o menos cuando uno se da cuenta y acepta que está gordo, empecé a hacer dietas de manera esporádica e igualmente a hacer ejercicio sin constancia. No ver resultados rápido me desmotivaba todo el tiempo. 

La comida siempre fue mi peor enemigo para lograr mis metas (ya no, ahora nos entendemos). Cuando cumplí 15 años, hice una dieta extrema para entrar en el vestido. Pero fue solo para eso, después mi vida volvió a lo mismo. 

A medida que pasaban los años, más mal me sentía conmigo misma, pero no los quiero aburrir con los problemas de autoestima. Simplemente es necesario que sepan, que no era divertido sentirse mal cada vez que me miraba al espejo, sentir que no podía comprar ropa bonita porque nada me quedaba y el peor problema era sentir que todas mis amigas tenían novio menos yo, porque estaba gorda.

Acá es importante aclarar que pesaba 73 kilos a los 17 años. Obviamente sí era algo grave, pero yo no lograba ningún cambio por mucho que me esforzara (tal vez no me esforzaba lo suficiente). 

A los 17 años me hicieron una cirugía maxilofacial y debido a la recuperación, bajé 10 kilos. Pero ese “logro” fue a punta de no comer nada, solo líquidos, entonces podrán suponer que no lo mantuve.

Pero fue ahí cuando alcancé a ver mi cuerpo de otra manera y cuando volví a subir de peso, todo fue peor. Así que un día, cuando estaba de viaje con mi familia me miré al espejo en vestido de baño y dije “no más, voy a bajar de peso” y buscamos con mis papás una solución.

Mi tío, el gastroenterólogo Angel Castro, me había ofrecido hace unos años el balón gástrico y yo le dije que no. Entonces, volví a golpear su puerta y le dije que ahora sí quería bajar de peso, pero necesitaba un empujón

Y acá estamos…Casi dos años después de haberme puesto el balón gástrico y un año de haberlo sacado, tengo 16 kilos menos y a mis 22 años, me siento increíblemente bien.

Fue un proceso complicado, pero no imposible. Acostumbrarse a comer menos no es fácil, pero tener el balón puesto ayuda mucho. El verdadero reto es cuando pasan 9 meses y te lo quitan. Si no se tiene la fuerza, voluntad y disciplina para mantener las porciones y hacer ejercicio, todo se va a la basura.

El balón gástrico me ayudó a bajar 10 kilos en 9 meses, los otros seis son logro mío. Además, llevar un año en el mismo peso es indescriptible. Empecé a ir al gimnasio y lo volví parte de mi vida. Lo disfruto y no me siento bien cuando pasa una semana sin ir. Esa es la clave, volverlo parte de tu vida y disfrutarlo. No solo el ejercicio, la alimentación saludable también. 

Para mí, esta opción para bajar de peso fue la mejor inversión. Han mejorado muchos aspectos en mi vida, tanto físicos como espirituales.

Cambiar mi vida, sí fue y sigue siendo mi gran reto.

 

 

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Saludos y felicitaciones a Jimena que buen mensaje de constancia y coraje para salir adelante!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s